volatilidad

V.I.C.A.

Este fin de semana hablé con mis hijos, con quienes comparto la pasión por escribir, sobre lo poco que he escrito en el último tiempo. Entonces Matías, mi hijo mayor, me contó lo que él está haciendo, escribir una cantidad determinada de palabras todos los días, sobre lo que sea, pero escribir. Lo que hace es cumplir una cuota diaria. Así que voy a empezar a hacer eso, escribir, escribir, escribir todos los días, es la única manera que voy a re encantarme con esto que me gusta tanto.