teoría

La lección de cerámica

Al iniciar las clases, el profesor de cerámica anunció que dividiría la clase en dos grupos. Todos los del lado izquierdo del estudio, dijo, serán evaluados solamente por la cantidad de trabajo que produzcan, y todos los de la derecha solamente por la calidad de su trabajo. La evaluación sería un proceso muy simple: al final de la clase llevaría una balanza de baño y pesaría el trabajo del grupo “cantidad”, cincuenta libras de vasijas de para una “A”, cuarenta libras de ollas para una “B” y así.