ser

Ser y estar

“Soy Feliz” dicen algunos. A los que me conocen, y quiero, les digo “no se puede ser feliz”, y la razón es muy simple, la felicidad es un estado. Tu puedes estar feliz, pero no ser feliz. Sin embargo decimos “estoy enamorado”, no tenemos problemas en admitir la temporalidad del amor, pero no la de la felicidad. El español tiene esa ventaja de separar el verbo ser del verbo estar, algo que no tienen otros lenguajes.