ética

El desafío del nuevo ludita

Esta es la introducción a una serie de artículos que quiero escribir, sobre un interesante, e importante dilema que enfrentamos. Lo que sigue es la traducción de un texto, cuyo autor voy a revelar en el segundo artículo de esta serie. El desafío del nuevo ludita En primer lugar vamos a postular que los científicos logran desarrollar máquinas inteligentes capaces de hacer todas las cosas mejor de lo que los seres humanos son capaces.

El hombre que salvo al mundo, porque no hizo lo que debía hacer

Era el 26 de septiembre de 1983, el teniente coronel Stanislav Petrov estaba de guardia en , el bunker secreto a las afueras de Moscú que monitoreaba el sistema de alerta temprana satelital sovietico, cuando las alarmas saltaron poco después de la medianoche. Uno de los satélites señalaba que los Estados Unidos habían lanzado cinco misiles balísticos a Rusia. Las tensiones entre los dos paises eran altas, la alarma coincidía con el principio de unos provocativos ejercicios militares de la OTAN y apenas tres semanas despus que los rusos derribaran un avión civil surcoreano que había ingresado en el espacio aereo sovietico.

El free software como ideología

Se me ha pedido que aclare mi postura, como si todo lo que he escrito en este tiempo de bloguero no fuera suficiente. Como siempre he querido escribir en extenso sobre mi visión del software libre, y de como se encuentra en peligro, es que voy a elaborar en una serie de artículos mi postura. A ver si dejan de ser considerada tonterías. Por supuesto que al final voy a responder a Ricardo Galli, pero me gusta mantenerlos en suspenso :)

El free software es una ideología

El free software es la ideología de Stallman, punto. La publicación de GPL3 lo confirma. Es curioso como en nombre de la libertad esta deba restringirse, y GPL3 es eso, una manera de restringir mi libertad. Personalmente yo he publicado Akarru bajo GPL2, pero eso de tener que publicar mis claves privadas, o limitar el campo de aplicación de mis aplicaciones, tal como lo plantea GPL3, no me parece. Me acuerdo de la famosa frase de los hippies en los sesenta: “prohibido prohibir”, el GPL3 no sólo es ridículo, sino que desenmascara lo que todos sospechabamos, que en realidad Stallman es Stalinman.