diálogo

El perdido arte del debate democrático

Me parece que uno de los problemas que tenemos como país es que hemos perdido la capacidad de debate. Pareciera que el debate se reduce a tratar de juntar la mayor cantidad de followers en Twitter con el fin de imponer una idea, o si ese espacio no es suficiente entonces arman su propia red social donde los que piensan lo mismo se dedican a publicar extensos ensayos donde se demuestra lo equivocados que están los demás.