coordinación

Harry Potter y el misterio de la hora perdida

Antiguamente uno anotaba la hora de una reunión en una agenda de papel: “9:30 día 12 de marzo, reunión de coordinación...", llegaba el cambio de hora se ajustaba el reloj y eso era todo. La tinta no se borraba ni reescribía mágicamente dejando 10:30 en el papel, al menos no en nuestro mundo muggle. Pero cada vez tenemos más magia tecnológica en nuestro mundo, la señora J.K. Rowling nos acostumbró a pinturas que se mueven y noticias interactivas.