Si es chileno, ¿es bueno?

heavy box / via undraw.co

En estos tiempos de pandemia he realizado una serie de compras para mejorar mi entorno de trabajo en casa. Por fortuna tengo el espacio y los recurso para invertir en la ergonomía de mi pequeña “factoría digital”. Así que empecé a invertir en diversos artefactos y accesorios.

Con el tiempo me di cuenta que me salía más rápido y seguro comprar fuera de Chile. Las demoras y la incerteza en la entrega de los productos, junto con malos ratos, me impulsaron a ir por ese camino. Incluso en costos incluyendo el mayor pago por fletes rápidos, sale más conveniente. Pareciera que el retail chileno para lo único que es bueno es para cobrar.

Así que empecé a comprar en Amazon, varios artículos electrónicos sobretodo. Y la entrega muchas veces es más rápida que hacerla con un proveedor local. En varias ocasiones evalué el tiempo de entrega y Amazon los superaba con holgura.

Pero no todo es perfecto. He observado que la entrega en Amazon depende del carrier que seleccione para el envío. Esto se nota más si te toca que el envío es por DHL, UPS o por ChileExpress. Cuando el envío viene por los primeros las fechas se cumplen, incluso hasta llegan antes. Pero si me toca el último, es probable que tenga una total incerteza sobre el cumplimiento de la fecha, y lo que es peor, ¡hasta Amazon les pierde la traza!

Esa ha sido mi experiencia al menos, después de varias compras.

Cuando era chico recuerdo que se usaba la expresión: “¡si es chileno es bueno!", era una frase que se decía con cierto orgullo, quizás originada en alguna campaña de promoción de la industria nacional1.

Escribo este rant para cuestionar esa afirmación, porque no es cierta. A lo que apunto es que a quizás esa frase era una guía, una aspiración legitima que guiaba el actuar de las empresas, profesionales y trabajadores chilenos, pero parece que ya no es el caso en muchos lugares.

Al menos en el retail se nota mucho. Demasiado, lo mismo que en la industria logística. Si uno revisa los reclamos de los usuarios de internet en Chile la queja apunta casi siempre a estos dos tipos de operadores.

Por otro lado, hay empresas jóvenes que adoptan otra actitud, como Cornershop, que tiene un trato respetuoso y amable con el cliente, además una gran eficiencia y un alto grado de cumplimiento con la promesa ofrecida, que es lo que esperas como cliente. Empresas jóvenes que tienen clara la importancia de la experiencia del cliente.

Pareciera que la mediocridad es la norma en Chile hoy en día, la mala calidad de los productos, el mal trato los clientes, el pésimo desempeño laboral parece ir en aumento. A tal grado que decir que “si es chileno es bueno”, es más bien una excepción en estos tiempos.

Debemos desterrar la mediocridad de nuestros trabajos, de nuestras culturas. Hay que exigir y auto exigirnos. El mundo ha cambiado mucho y más en estos meses. Tenemos menos paciencia, y no perdonamos los errores, los retrasos, el trabajo mal hecho. Ya no más y quienes no entiendan eso van a perder.

Es una cuestión de sobrevivencia, y más para un país tan pequeño y frágil económicamente como Chile. Tenemos que volver ser buenos, para poder recuperarnos, para poder salir de las crisis que estamos pasando. Y ese cambio parte en cada uno de nosotros, debemos exigir y también autoexigirnos. De ese modo volveremos a decir con orgullo: “¡si es chileno, es bueno!".


  1. Este post es un rant, así que no hice mucha investigación, si algún amable lector sabe el origen de la frase agradeceré que lo indique en los comentarios. ↩︎

¿Te gustó?


Autor

Ingeniero, autor, emprendedor y ejecutivo chileno. Apasionado programador.

comments powered by Disqus
Siguiente
Anterior