Dolores de Cabeza

Lo que les voy a contar es la pura verdad. No he inventado nada y he decidido no cambiar los nombres porque acá no hay ningún inocente.

Hace unos días decidí hacer una compra en USA e importarla a través de ChileBox, el servicio de casillas en Miami de Chilexpress. Todo iba bastante bien, el artículo llegó a Miami y me notificaron por email que debía ingresar la factura en el sistema, junto con el valor FOB del producto, para que fuera despachada lo más pronto posible.

Todo corregido, el envío despachado a Santiago. 

Ayer viernes me comunican vía email que debo pagar los impuestos y los costos del servicio. Con mucho revisé el monto de los excesivos impuestos que nos cobran, son tan desproporcionados que ameritan su propio escrito dedicado. Pero me tragué mis ideas libertarias y me dispuse a pagar, porque después de todo es la única manera de obtener mi producto. Y allí empezó el segundo dolor de cabeza (el primero son los impuestos, pero ese es un dolor permanente).

ChileBox sólo permite pagar en línea con cuatro bancos. En todos estos años tuve cuenta en tres de ellos, al tercero le cerré la cuenta hace un mes cansado de su pésimo servicio. No es que el banco en que estoy ahora sea la octava maravilla, pero al menos se esfuerzan, como dicen los gringos, “suck less”. ChileBox no tiene pago con tarjeta de crédito usando WebPay! (OK, acá hay otro tema para un análisis profundo, no todo es culpa de ChileBox en este punto y creo que todos los que hemos trabajado con medios de pago sospechamos la razón, pero sigamos con la historia).

La cuarta alternativa de pago en linea es BancoEstado. Hay una quinta alternativa, que es transferencia bancaria a la cuenta de ChileBox, pero te advierten que en ese caso el despacho tiene una demora. Descarté esta alternativa porque ya he pasado por esa película de terror. Y por último siempre se puede imprimir la factura y pagar en una oficina de ChileExpress, pero estaba decidido a pagar en línea, no quería salir de mi casa. Craso error.

Opté por la cuarta alternativa de pago en línea. Recordé que mi mujer tiene una CuentaRut en Banco Estado.  Le deposité el dinero y volví a ingresar al sitio de ChileBox dispuesto a pagar.

Acá viene el tercer dolor de cabeza. Todo el tracking del paquete lo realicé desde mi Mac usando Safari. Cuando llegó el momento de pagar al presionar los botones de pago nada pasaba en la página. 

Bueno, eso suele suceder así que decidí usar Chrome. Ingresé al sitio y navegué hasta llegar al momento de presionar el botón de pago de BancoEstado y de repente aparece un ventana popup indicándome que ¡la sesión ha expirado!

Desde el “login” hasta que presioné el botón de pago no deben haber pasado quince segundos. ¡La sesión más corta de la historia!

Logout, volver a intentarlo, y el mismo mensajito: “sesión expirada”. 

Acá un paréntesis. Muchos sitios en Chile tienen problema con el manejo de sesiones, sobretodo con la combinación Chrome+Mac. Una vez investigué la causa y al parecer es un problema conocido y discutido en muchos foros técnicos, pero parece que no se han tomado el tiempo de analizar el problema. Es como que las empresas de servicio tuvieran la creencia que en Chile sólo se usa Internet Explorer 6 y Windows 95.

OK, solucioné el problema con el viejo truco de ir en modo incógnito en Chrome.  Cuando al fin pude superar los problemas de sesión me tropecé con BancoEstado. 

Déjenme respirar profundo unrato...

Acá ya empieza  la jaqueca. Al presionar el botón de pago de BancoEstado se abre una ventana “popup” (porque en Chile todos los pagos se deben hacer en una “popup”, debe ser una “buena práctica”) donde me piden RUT y Clave de usuario (otra “buena práctica”, usar el RUT para todo).  Estoy usando la cuenta de mi mujer, recordemos. Ingreso el RUT de ella y su clave. Aparece la pantalla con el “paso 1”, confirmando el monto y que voy a realizar el pago a ChileBox, excelente. Presiono el botón para seguir al paso 2 y aparece un mensaje indicando que la cuenta no puede realizar ese tipo de pago.

Cierro Chrome, repito el proceso, pero acá empieza el guión digno de una película de Roger Corman a principios de su carrera. La cuenta de mi mujer queda bloqueada. ¡Bloqueada! No puede seguir operando por internet y debe comunicarse a un número telefónico del banco.

Y para empeorar las cosas yo, el muy pavo, decido pedirle ayuda a mi hija mayor, que también tiene una CuentaRut que no usa, con el fin de repetir el proceso con su ayuda. ¡Y también le bloquearon la cuenta!

No estoy inventando. Dos cuentas bloqueadas por razones desconocidas. Pero no es todo. Estamos empezando.

Decidí ir a recuperar el dinero a través de un cajero automática, mi esposa me presta su tarjeta RedBanc. Me dirijo una bencinera, de las pocas que quedan con cajeros automáticos (porque al parecer “algo” ha llevado al retiro de estos, debe ser que Windows XP ya no es soportado por Microsoft ;). 

Este lugar en particular cuenta con dos cajeros, por eso lo escogí, ¡ven que soy pillo! Uno de los cajeros está fuera de servicio, por supuesto. El segundo opera, pero hay una cola. 

En promedio los chilenos se toman entre 2.5 y 3.5 minutos para sacar dinero de un cajero. Lo sé porque lo he medido varias veces esperando. En realidad puedes sacar dinero en 30 ó 45 segundos, dado el diseño de la interfaz y la latencia de las transacciones con el banco (lo sé porque también lo he medido). Siempre me he preguntado por qué se demoran tanto, pero nunca pensé que encontraría la respuesta minutos más tarde ese viernes. [Espero al menos unos quince minutos y por fin me enfrento al cajero. Ingreso la tarjeta y selecciono “Cuenta Vista”, elijo la cantidad a presionar y aparece el mensaje de que no puedo sacar esa cantidad porque el saldo es cero. Alarmado pido un saldo, después de un rato aparece la cantidad que había depositado, menos 300 pesos. Porque BancoEstado te quita trecientos pesos cuando consultas el saldo. Hermoso.

Intento sacar de nuevo el dinero, esta vez pruebo con sólo la mitad, no tuve problemas, luego intento con la otra mitad y de nuevo el mensaje de que no hay saldo en la cuenta. La solución, consultar saldo y aparece el dinero (menos 300 pesos). Así fue como tuve que sacar otra cantidad (múltiplo de $5.000 por supuesto) y completar como pude parte del dinero que había depositado. 

Ahora tengo una explicación posible de por qué la gente se demora en el cajero, deben ser clientes de BancoEstado.

Al otro día (hoy sábado) imprimo la boleta desde el sitio de ChileBox y voy a una oficina a pagar, con dinero en efectivo y un papelito, como si stuviéramos en 1984.

No les voy a contar lo que pasó en la sucursal porque creerían que exagero. Sólo voy a acotar que si ustedes quieren aportar datos al debate sobre la calidad de la educación en Chile vayan a pagar una cuenta y tomen nota de todo lo que pasa.

Así que esos fueron los dolores de cabeza de este fin de semana. Tenía que escribirlos, para descargarme. En retrospectivas son tragicómicos, pero...

En general no veo a nadie contento con los servicios web e-commerce en Chile, deben ser muy pocos los que funcionan adecuadamente. Tampoco voy a defender donde trabajo “el que esté libre de pecado...”

Pero hay casos que son extremos. También es cierto que cometí varios errores, debí haber impreso el boleto y haber pagado desde el principio, pero tenía confianza en que se podría resolver todo en línea. Que ingenuo soy, por eso me gano dolores de cabeza.

¿Te gustó?


Autor

Ingeniero, autor, emprendedor y ejecutivo chileno. Apasionado programador.

comments powered by Disqus
Siguiente
Anterior

Relacionado