Un conjunto de conversaciones recurrentes

Que fácil sería nuestra rol como administradores si pudiéramos instalar las habilidades de liderazgo en nuestro cerebro del mismo modo que instalamos una nueva pieza de software en nuestro computador.

Hace exactamente seis años se me presentó uno de los desafíos más importantes de mi vida profesional, formar un equipo desde cero. 

Ya me había tocado gestionar equipos antes, pero nunca me había tocado formarlo desde el principio. Ha sido una experiencia enriquecedora y extraordinaria. He tenido la suerte de trabajar con grandes colaboradores

Por supuesto que he cometido errores. No les voy a vender la idea de que soy un jefe extraordinario, o que no tenemos conflictos. Pero creo que hemos realizado un muy buen trabajo juntos.

El año pasado presenté mi experiencia con mi equipo en mi charla en StartechConf 2013, el video de esta charla está incluido al final de este post para quienes no han tenido la oportunidad de revisarlo.\

Una de las ideas expuestas en mi exposición es la definición de equipo como un conjunto de conversaciones recurrentes, una idea que adopté de mi actual jefe.

La fotografía de arriba muestra a parte de nuestro equipo resolviendo un problema. Esta imagen la he usado en diversas charlas para expresar esta idea de equipo como conjunto de conversaciones recurrentes. 

Nuestro rol, como desarrolladores es sostener un diálogo permanente entre nosotros y nuestros usuarios. ¿De qué modo podremos satisfacer las expectativas de ellos si no entendemos esta idea?

Durante estos seis años esta ha sido una de las directrices que ha permitido consolidar un equipo innovador y exitoso del que me siento orgulloso.

Déjenme compartir algunos datos que no están explícitos en mi charla y que dan una perspectiva al trabajo que hacemos.

Somos un grupo de trece personas, divididos en dos unidades de seis personas cada una. Cada unidad está dirigida por una mujer. Hay paridad de género en nuestro equipo, algo que considero importante para poder lograr tener un equipo innovador, tal como lo he expresado en otra oportunidad.

Hemos desarrollado a lo largo de estos seis años más de treinta servicios. Trabajamos con cuatro empresas externas que nos apoyan en desarrollo de nuevos proyectos. El equipo en si mismo se encarga del desarrollo, mantención, control de calidad y soporte de la mayor parte de los servicios que tenemos en linea.

En este momento este equipo, con el apoyo de las empresas externas está ejecutando nueve proyectos de desarrollo, de los cuales cuatro son servicios nuevos, y cinco son nuevas versiones de servicios vigentes. Además hay una gran cantidad de tickets de mantención para los servicios vigentes.

El año pasado este pequeño equipo realizó más  de sesenta pasos a producción. ¡Este año llevamos noventa y uno!

En nuestro JIRA registramos todos los tickets de soporte, desarrollo y mantención, este año se han creado sobre 1.600 tickets y se han resuelto 1.460 a la fecha.

A pesar de tanta carga laboral, la rotación de personal, desde hace dos años, es cero. A pesar de que tenemos mucho trabajo y presión, el clima laboral es, en general, bueno.

¿Cómo lo hacemos? [sobre eso les hablaré en un próximo post.

Por ahora sólo quiero dejarlos con la idea que da título a este post, consideren a su equipo como un conjunto de conversaciones recurrentes, reflexionen sobre esa idea y vean que impacto tiene en su desempeño.

¿Te gustó?


Autor

Ingeniero, autor, emprendedor y ejecutivo chileno. Apasionado programador.

comments powered by Disqus
Siguiente
Anterior

Relacionado