El Indulto a Turing

Hoy 24 de diciembre, su “majestad augusta y magnánima”, la reina Isabel II de Inglaterra ha emitido el indulto póstumo a Alan Turing, quien fue condenado en 1952 por los cargos de indecencia grave de acuerdo a una ley inglesa de 1885. En esencia, el padre de la computación fue condenado por ser homosexual.

Ese mismo año, deprimido por el hecho de haber sido sometido a una castración química, que le causó impotencia, aumento de los pechos, y otras molestias físicas, Turing decidió suicidarse mordiendo una manzana envenenada con cianuro.

Tal como dice mi mujer, más que un indulto, que está bien del punto de vista jurídico, lo que se le debe pedir a Turing es perdón. Y la verdad que este vino por parte del primer ministro Gordon Brown en 2009. Su patria debía pedirle perdón, porque fue un verdadero héroe que salvó a su país de la derrota ante la Alemania nazi, con su trabajo descifrando los códigos secretos Enigma usados por la marina alemana. Perdón por no reconocer su genio creando los conceptos que llevaron al desarrollo de la computadora digital moderna, y por tantos otros aportes a la ciencia moderna.

Acá tenemos una representación de Alan Turing por parte del gran actor inglés Derek Jacobi, en la película de 1996 Breaking The Code:

¿Te gustó?

Puedes auspiciar este blog en Patreon:   Become a Patron! Con tu apoyo puedo mantener esta plataforma activa y generar más contenido.


Avatar
Eduardo Díaz
Autor

Ingeniero, autor, emprendedor y ejecutivo chileno. Apasionado programador.

comments powered by Disqus
Siguiente
Anterior

Relacionado