El fin de la conversación

Los iPhone, iPods, iPads y otros dispositivos similares son altamente regresivos, nos llevan de vuelta hacia el mundo del consumo pasivo, como la televisión, me extraña que Clay Shirky no haya dicho nada aún (quizás ya lo ha dicho y no me he enterado).

Todo ese  superavit cognitivo que hay se va a evaporar por culpa de estos dispositivos, y Apple será el principal culpable.

Y si no logro convencerlos, déjenme citar a Scott Adams:

Otro fenómeno interesante de la era del iPhone y el iPad es que estamos siendo transformados de productores de contenidos a consumidores. Con mi BlackBerry, probablemente creaba tanta data como la que consumía.  Era fácil tipear largas explicaciones, direcciones, y aún chistes y observaciones. Con mi iPhone, trato de evitar la creación de cualquier mensaje  más extenso que una sentencia. Pero uso el navegador del iPhone para consumir información cientos de veces más  de lo que hacía con mi BlackBerry.

Me pregunto si con el tiempo esto cambiará a la gente en alguna forma sutil no predecible. ¿Qué pasa cuando la gente es entrenada a pensar en la información y el entretenimiento como algo que ellos reciben, y no algo que pueden crear? Pienso que esto podría ser una bifurcación en el camino de la evolución humana. Quizás en millones de años, los humanos no sentirán ninguna obligación conversacional de entretener o proveer información útil. Esa será función de la Internet. Algún día un científico identificará la introducción del iPhone como el punto donde la evolución comenzó a remover la conversación de la lista de las capacidades humanas. Y cuando el científico descubra esto no se lo dirá  a su esposa, porque la conversación no existirá. Lo pondrá en Internet.

¿Te gustó?


Autor

Ingeniero, autor, emprendedor y ejecutivo chileno. Apasionado programador.

comments powered by Disqus
Siguiente
Anterior

Relacionado