Mantención del Software

Dijkstra se reía de que se hablara de mantención de software, como si el software fuera algo que se deteriora, oxida, o corroe.

La verdad es que Dijkstra tiene razón en ese sentido, el software no se puede mantener, porque no es algo que se construye.

Toda la metáfora de la construcción del software, que incluye arquitectos, constructures, procesos de construcción, o de que es algo que se fabrica, y por tanto se empaqueta, ensambla, distribuye, es limitante.

El software no es algo físico, rígido que deba someterse a las leyes de la física y por lo tanto de la ingeniería tradicional.

No, no existe la ingeniería de software.

Las razones por las que el software requiere “mantención”, es porque las condiciones ambientales han cambiado, o hay cambios en la infraestructura (hardware, software base) o en la funcionalidad, hay presiones del mercado, o de los usuarios para que el software cambie. También se detectan fallos, o situaciones no expresadas en el análisis inicial.

La adaptación al cambio del entorno es evolución.

Entonces debemos dejar de hablar de mantención del software y usar el término apropiado, evolución del software.

Esto también tiene unas interesantes derivadas a la economía del software,que espero mis lectores sepan apreciar.

¿Te gustó?

Puedes auspiciar este blog en Patreon:   Become a Patron! Con tu apoyo puedo mantener esta plataforma activa y generar más contenido.


Avatar
Eduardo Díaz
Autor

Ingeniero, autor, emprendedor y ejecutivo chileno. Apasionado programador.

comments powered by Disqus
Siguiente
Anterior

Relacionado