El copyright del Silencio

Francotirador publica una tira reciente de Juanelo, junto con una referencia a una noticia, de 2002, sobre una demanda que se hizo al compositor inglés Mike Batt, por incluir en su disco una pieza de 1 minuto de silencio.

Se acusaba a Batt de plagiar la Obra 4´33´´ de John Cage.

La demanda no fue interpuesta por John Cage, por supuesto, sino que por los abogados encargados de la custodia del John Cage Trust, puesto que el compositor norteamericano había fallecido en 1992.

Interesante personaje este John Cage, un compositor bastante polémico en su tiempo, un hombre que experimentó con la música aleatoria, la música electrónica y el uso no estándar de instrumentos musicales. Aparte de compositor, fue pintor, poeta, filósofo, y micologista, probablemente ahí debe haber probado más de algún espécimen alucinógeno, lo que explicaría las voladas que se pegó musicalmente ;)

En 1948 Cage visita una universidad e ingresa a una cámara anecoica, una sala diseñada de modo que absorbe todos los sonidos. De acuerdo a Wikipedia:

Cage ingresa a la cámara esperando escuchar el silencio, pero como escribe posteriormente, “escuché dos sonidos, uno alto y uno bajo. Cuando se los describí al ingeniero a cargo, él me informó que el alto correspondía a mi sistema nervioso en operación, y el sonido bajo era la circulación de mi sangre.”

Cage había ido a un lugar donde esperaba que no hubiera sonido, y a pesar de eso, aún era posible discernir un sonido. Ante este hecho asombroso escribió: “hasta que muera habrá sonidos. Y continuarán después de mi muerte. Uno no necesita temer por el futuro de la música”.

(Cómo me gustaría que los que nos alarman por la supuesta muerte de la música leyeran lo que dijo John Cage)

Este incidente, que le hizo darse cuenta de la imposibilidad del silencio (y por lo tanto de que es imposible matar la música), fue lo que lo inspiró para su “composición” más notoria 4′33″, cuatro minutos y treinta y tres segundos de “silencio”.

He visto referencias a esta obra en películas, y ustedes pueden ver este video de la interpretación de esta obra por parte de la orquesta sinfónica de la BBC de Londres.

Es controversial, y desafía la definición de qué es música, aún así alguien fue acusado de plagiarla, y tuvo que pagar una suma de seis cifras para no continuar con el problemita.

Así que ya saben, hasta el silencio está protegido por los derechos de autor, aunque sospecho que John Cage no estaría muy de acuerdo con esto.

¿Te gustó?


Autor

Ingeniero, autor, emprendedor y ejecutivo chileno. Apasionado programador.

comments powered by Disqus
Siguiente
Anterior

Relacionado