Una pata de palo al fuego

Hace años leí una anécdota del célebre periodista y revolucionario norteamericano John Reed, sobre una discusión en la que él participó cuando joven.

Entre los que debatían intensamente se encontraba un viejo y apasionado obrero socialista, un hombre lisiado, que tenía una pata de palo.

Era una noche muy fría, pero la discusión había sido fuerte y muy interesante. Como la discusión se había alargado, y la temperatura seguía bajando todos habían decidido que la reunión se acabaría en cuanto el fuego, de la hoguera que los calentaba, se apagara.

El momento acordado llegó, el fuego se extinguía, pero el viejo obrero aún tenía algo que decir, así que se arrancó la pata de palo y la arrojó al fuego ¡para seguir con la discusión! ¡Aún había un punto que rebatir!

Puede que mi recuerdo de la anécdota de Reed no sea del todo preciso, pero creo que captura la esencia de la misma. Me imagino cómo lo debe haber impactado ese acto a este joven idealista, que se iniciaba en el viejo arte de discutir.

Durante el último tiempo he tenido algunas discusiones a través de twitter. Lamentablemente uso twitter cuando voy en viaje (en el metro, en taxi), y es por eso que nunca respondo la pregunta de Twitter, “what are you doing?", porque ¡casi siempre voy viajando!

Para mi Twitter es un lugar donde uno expresa lo que siente, o piensa en algún momento, donde se comparte un link, o se responde alguna tontera, o se juega con las palabras, o se entabla un breve diálogo con alguno de los que participan de este espacio, sin mucha profundidad. Es como entrar al bar de Cheers, tomar una copa, echar la talla, y salir.

No es un lugar adecuado para discutir en profundidad cualquier tema, ya es bastante difícil sostener una discusión en una lista de correo, menos en twitter, con la limitación de los 140 caracteres.

Si realmente quieres tener una discusión seria y profunda sobre un tema, lo mejor es el cara a cara, tal como lo hacían esos viejos comunistas norteamericanos, al amparo de un buen fuego, o compartiendo un trago. Estos medios electrónicos, no son el lugar adecuado para dirimir los temas importantes o interesantes.

De todas maneras, me parece que la mejor alternativa, ante la falta de contacto personal, pueden ser los blogs.

Para mi, este blog es mi pata de palo que lanzo al fuego, para continuar esas discusiones que empiezan en una lista de correo, o en twitter más recientemente.

Espero trasladar pronto algunas de esas discusiones a esta hoguera personal.

¿Te gustó?


Autor

Ingeniero, autor, emprendedor y ejecutivo chileno. Apasionado programador.

comments powered by Disqus
Siguiente
Anterior