Dios no quiere estándares

Todo este episodio del OOXML no es un drama, en realidad es una comedia, porque el absurdo es una de las fuentes que nutre la comedia, y a veces, del absurdo salen cosas muy divertidas.

El reciente comentario de Juque lleva a un absurdo, aunque sospecho que su autor no se lo proponía, porque o no entiende la moraleja en el mito la Torre de Babel, o se le ha ocurrido un mal argumento para criticar la triste posición de Liuba Dombrovskaia.

No es que quiera defender a las señora Dombrovskaia, no me interesa eso, sólo que encuentro que cuando se acaban los argumentos racionales, y se tiene que acudir a la ayuda divina, o la inspiración bíblica la cosa está empezando a tomar mal olor (un olor rancio, en realidad).

Este argumento me desconcierta, porque la moraleja de la historia está descrita en el mismo blog de Juque: Dios no quiere que la humanidad tenga un sólo lenguaje porque esto se opone a su plan, a saber: "que la humanidad se extendiera por toda la superficie de la Tierra, se multiplicara en ella y la sojuzgara".

Para aclarar las dudas, veamos lo que dice la Biblia

La torre de Babel

Génesis Capítulo 11: ( fuente)

  1. Todo el mundo hablaba una misma lengua y empleaba las mismas palabras.
  2. Y cuando los hombres emigraron desde Oriente, encontraron una llanura en la región de Senaar y se establecieron allí.
  3. Entonces se dijeron unos a otros: "¡Vamos! Fabriquemos ladrillos y pongámoslos a cocer al fuego". Y usaron ladrillos en lugar de piedra, y el asfalto les sirvió de mezcla.
  4. Después dijeron: "Edifiquemos una ciudad, y también una torre cuya cúspide llegue hasta el cielo, para perpetuar nuestro nombre y no dispersarnos por toda la tierra".
  5. Pero el Señor bajó a ver la ciudad y la torre que los hombres estaban construyendo,
  6. y dijo: "Si esta es la primera obra que realizan, nada de lo que se propongan hacer les resultará imposible, mientras formen un solo pueblo y todos hablen la misma lengua.
  7. Bajemos entonces, y una vez allí, confundamos su lengua, para que ya no se entiendan unos a otros".
  8. Así el Señor los dispersó de aquel lugar, diseminándolos por toda la tierra, y ellos dejaron de construir la ciudad.
  9. Por eso se llamó Babel: allí, en efecto, el Señor confundió la lengua de los hombres y los dispersó por toda la tierra

O sea, Dios no quiere estándares, al contrario, quiere crear confusión, porque la existencia de este estándar significaba mucho poder para la humanidad.
Por eso que crea la confusión (ese es el significado de la palabra), para dispersarlos, a Dios no le gusta esto de que la humanidad tenga un sólo estandar de comunicación.

Vaya, con las sorpresas que se encuentra uno, no entiendo porque Microsoft quiere torcer la voluntad de Dios al tratar de estandarizar sus productos, creo que eso demuestra que esta empresa está dominada
por el Diablo.

Esto de los estándares son cosas del demonio...

¿Te gustó?


Autor

Ingeniero, autor, emprendedor y ejecutivo chileno. Apasionado programador.

comments powered by Disqus
Siguiente
Anterior