Bloguear con los pies

Interesante reflexión de Enrique Dans:

“No se bloguea con la cabeza, se bloguea con los pies”

“No me refiero, obviamente, a que teclees con tus extremidades inferiores - dejarías el teclado hecho una pena - sino a que un blog no puede construirse con lo mucho que su autor sabe, tiene en la cabeza y decide compartir en una página web. Eso, por muy vasto y amplio que sea el conocimiento, se agota en poco tiempo, y se empieza a entrar en la dinámica de “¿y hoy de que diablos escribo?", en el “escribir por obligación” y en el verlo como una carga incómoda, sensaciones que son invariablemente el preludio de la muerte de un blog por inanición. Se bloguea con los pies, con lo que caminas cada día, con las noticias y sitios que recorres, con las experiencias por las que pasas. Ese componente de “diario” es fundamental, y consustancial a la naturaleza original del blogging. Y se vincula, por supuesto, todo aquello que contribuyó a darte la inspiración.”

Bueno, lo que acabo de hacer no es bloguear con los pies, es bloguear con las patas ;)

¿Te gustó?


Autor

Ingeniero, autor, emprendedor y ejecutivo chileno. Apasionado programador.

comments powered by Disqus
Siguiente
Anterior