Adhoccracia

La campaña mi Primer PC, Pero de Verdad, es un ejemplo de lo que Howard Reighold denomina adhocracia, una organización espontánea de la comunidad en internet, para luchar por un objetivo específico. Probablemente esta organización desaparezca en cuanto el problema se resuelva (el gobierno reciba la carta, por ejemplo).

El concepto de Smart Mobs, es totalmente aplicable en este caso:

Smart mobs emerge when communication and computing technologies amplify human talents for cooperation. The impacts of smart mob technology already appear to be both beneficial and destructive.

(Las “muchedumbres astutas” emergen cuando la comunicaci[on y las tecnologías de computación amplifican los talentos humanos para la cooperación. El impacto de la tecnología smart mob ya parecen ser beneficas y destructivas al mismo tiempo)

Sin embargo debemos considerar que si bien MPPCPDV se está convirtiendo en un smart mob, es probable que su efectividad no pase más allá del medio, como bien observa GODO en su artículo de crítica al verdadero impacto de este “movimiento”.

Probablemente sean necesarios los actos de presencia real, la adhocracia en la tranquilidad de nuestros computadores, o en la red no impactan mucho a los políticos, y convierte a este movimiento en algo propio de las elites que tienen acceso a la tecnología, lo que resulta contradictorio con el objetivo.

Debemos repensar nuestro actuar, porque cuando se cumplan 25.000 firmas, la cantidad de PCs vendidos puede que sea mayor que las firmas recolectadas.

Hay que actuar en el mundo real también.…

¿Te gustó?


Autor

Ingeniero, autor, emprendedor y ejecutivo chileno. Apasionado programador.

comments powered by Disqus
Siguiente
Anterior

Relacionado