No me gusta bajar escaleras. Voy a ser más preciso, no me gusta bajar escaleras rápido.

Cuando chico rodé por una escalera y fue doloroso y traumático. Recuerdo haber ido al doctor y por alguna razón tengo el recuerdo de haber visto mis ojos negros durante días. Desde entonces no me atrevo a bajar escaleras rápido, menos si no cuentan con barandilla.

"El miedo es el enemigo de la velocidad"Sólo cuando vencemos el miedo podemos ir más rápido.

Eric Elliot plantea en este artículo que la eliminación del miedo es el aspecto más importante para lograr un equipo de desarrollo de alta velocidad.

Cada vez que vamos a pasar a producción nos morimos de miedo:

¿Qué tal si se nos pasó un bug crítico?

¿O si el usuario odia la nueva experiencia?

¿Y si fallan los servidores en producción?

Todos son miedos, legítimos o no, simples miedos al cambio.

Cambiar asusta y nuestra organización tiene miedo al cambio.

El rol de un líder de desarrollo, según Elliot, es erradicar el miedo al cambio. Debemos lograr que nadie sienta miedo de cambiar una linea de código.

El gran problema que tenemos es que los equipos de desarrollo tienen miedo al cambio, eso es lo que los hace lentos.

Son como yo con las escaleras, estoy seguro que una anciana de ochenta años bajaría más rápido una escalera que yo y eso es vergonzoso.

Lo mismo pasa cuando desarrollamos, debemos lograr realizar cambios día a día, no una vez, ojalá varias veces al día.

Hazte este cuestionario que propone Eric Elliot:

1. ¿Cuanto le toma a tu equipo de ingenieros corregir un bug e instalar el arreglo en producción?

2. ¿Tu equipo ha realizado alguna vez una corrección "en caliente" del código en producción? ¿Ha fallado eso alguna vez?

3. ¿Puede tu equipo prototipar y probar un rediseño mayor de la interfaz de usuario de tu sitio en vivo, sin afectar la experiencia de todos los usuarios?

4. ¿Haz esperado semanas o meses para que cambios simples sean publicados en vivo a tus clientes?

Como decía Crush, en Buscando a Nemo, "si no quieres que nada le pase, entonces nada pasará con él". Es lo mismo con tu equipo de desarrollo, si no enfrenta alguna vez uno de los cuatro escenarios de arriba, entonces nunca podrá llegar a ser un equipo de alto desempeño y de alta velocidad.

El cambio debe llegar a ser tan rutinario que ya nadie se preocupe de que ocurra, y sólo se logran los cambios cuando dejamos de temerles.