"Así que antes de todo déjenme establecer mi firme creencia que a la única cosa que debemos temer es al temor en si mismo." -- Franklin Delano Roosevelt

La semana pasada en Santiago de Chile la histeria colectiva causada por un rumor, difundido a través de Whastapp y Twitter, colapsó gran parte de las estaciones de venta de bencina.

El miedo al desabastecimiento de combustible sacudió a a gran parte de la clase media alta. Ya habían olvidado que durante el terremoto de febrero de 2010 se demostró que las bombas de bencina podían abastecer por varios días sin necesidad de recargar. 

Habían olvidado verificar la validez de esta noticia. Esa misma tarde escuché en la radio a una autoridad desmentir este rumor, mientras precisaba el verdadero alcance de la noticia, un paro de choferes en una de las empresas abastecedora de un distribuidor de bencina.

¿Podemos confiar en un RT?

"And the things that we fear are a weapon to be held against us..." -- The Weapon, Rush

Las redes sociales permiten difundir con mayor rapidez que antes los rumores. Por eso, con todas sus ventajas, hay que ser cautos con lo que recibimos a través de estos nuevos medios.

Sin embargo, son las mismas redes sociales las que nos pueden proteger de los falsos rumores. Entre 2010 y 2012 los investigadores chilenos Carlos Castillo (@ChatoX), Barbara Poblete (@bpoblete) y Marcelo Mendoza (@mmendozarocha) publicaron algunos interesantes artículos sobre este tema (como este: Twitter Under Crisis: Can we trust what we RT?)

¿Es posible predecir si un rumor es cierto o falso en Twitter?

Al parecer la respuesta es sí. Hay diferencias en la manera en que se propagan los rumores por Twitter que dependen de la credibilidad de la información. 

Por fortuna existen grupos de usuarios en Twitter que confirman y validan cualquier información que se difunde en fuentes externas. Si se descubre que algo no es veraz aparecen tweets que refutan la información. Los investigadores encontraron que cuando un tweet es veraz la oposición a su difusión es baja, en cambio, cuando el tweet es falso, recibe una gran cantidad de tweets que lo refutan. Además los tweets confirmados tienen un porcentaje mayor de retweets.

Tweets confirmados vs falsos rumores en el estudio de Mendoza, Poblete y Castillo Fuente: http://chato.cl/papers/mendoza_poblete_castillo_2010_twitter_terremoto.pdf

Temores atávicos

"They say there are strangers who threaten us
In our immigrants and infidels" -- Witch Hunt, Rush

Hoy leo en la columna de Oscar Contardo para La Tercera:

"En Chile, hay temores localizados, como el expresado por una mujer de Lo Barnechea que hace dos semanas hizo noticia: aseguraba haber visto a dos hombres vestidos de sacerdotes tratando de robar un Mercedes Benz. Sus declaraciones grabadas circularon por WhatsApp y fueron reproducidas por un diario. Ella, básicamente, relacionaba su experiencia -dos curas intentando abrir un auto- con un robo efectivo del que se enteró de oídas en otro momento. Era una débil sospecha o más bien una fantasía, transformada en un hecho que nunca se confirmó. Lo interesante es el discurso que se desplegaba detrás de sus palabra: la mujer estaba aterrada, porque ahora los ladrones podían ser “buenmozos, como hijos nuestros” y, peor que eso, podían simular ser sacerdotes. Bajo sus declaraciones se deduce que en ciertos ambientes el temor al robo se encarna en una apariencia determinada y que la posibilidad de que algo transgreda ese esquema es tanto más escalofriante que el delito en sí mismo. Algo similar ocurrió esta semana con el rumor de un paro de los transportistas de combustible que de WhatsApp pasó a Twitter reviviendo el espectro más temido por muchos chilenos, el de la cruda realidad del desabastecimiento y su símbolo más perverso: las colas."

Ignoro si alguien ha realizado algún estudio sobre la difusión de rumores en Whatsapp como el que mencioné arriba. 

En este caso es más dificil, porque Whatsapp no es una red social, sino que una herramienta de comunicación, que permite formar listas de difusión, las que son usadas para crear grupos de intereses o amistades. En Chile se usa mucho entre apoderados de cursos para mantenerse informados de las novedades de los colegios de los niños.

A diferencia de las redes sociales, donde tu puedes filtrar y confirmar la validez de los mensajes, porque puedes llegar a fuentes más confiables, en un grupo de Whatsapp la calidad de la información será tan buena de acuerdo al nivel de conocimiento o ignorancia de sus miembros. 

Basta que dos o tres personas en un grupo de Whatsapp se traguen un rumor para que este salte de una lista de difusión a otra. Sumen a esto los sesgos cognitivos y la natural  pereza cognitiva de la que padecemos y tendremos un caldo de cultivo excelente para sembrar el miedo.

FUD

En 1975 Gene Amdahl inventó el término FUD: Fear, Uncertainty and Doubt (Temor, Incerteza y Duda) para referirse a la estrategia de IBM para sembrar la duda entre sus clientes y competir de manera desleal con su empresa: Amdahl Corporation.

“FUD es el temor (fear), incerteza (uncertainty) y duda (doubt) que la gente de ventas de IBM instalará en las mentes de los clientes potenciales que consideren los productos Amdahl.”

El término se volvió popular a fines de los noventa cuando se acusó a Microsoft de usar esta misma estrategia tanto para desprestigiar a sus competidores, como para oponerse al aumento del uso de Software Libre.

En 2004 se acusó a Bush de usar la misma estrategia contra John Kerry.

El FUD, ha sido usado una y otra vez de manera consciente o no, por políticos, hombres de negocio y religiones a lo largo de toda la historia humanidad. Lo único que ha pasado es que Amdahl le dio un nombre.

El FUD es una forma de apelación al miedo, una falacia que se basa en sostener la validez de un argumento basándose en la amenaza.

La forma lógica de esta falacia es la siguiente:

Si X no acepta que Y es verdadero entonces ocurrirá Z (siendo Z una coacción o ataque contra X). Por lo tanto, Y es verdadero. 

Un ejemplo, tomado de wikipedia es este:

«Si Irán sostiene su derecho a usar energía atómica con fines civiles deberá enfrentarse a las decisiones que tome la comunidad internacional. Luego Irán no debe usar energía atómica con fines civiles».

Acá no se discute el derecho de un país a usar energía, sino que a las consecuencias de Irán de usarla. Es una amenaza velada.

Hoy vemos muchas discusiones basadas en el miedo. Miedo al caos económico, o miedo al poder las mayorías. El miedo puede ser y es usado como arma contra nosotros.

The Fear Tetralogy

"And the things that we fear are a weapon to be held against us..." -- Freeze, Rush

En una entrevista de 1994, Neil Peart el baterista y letrista de la banda de rock progresivo Rush explicaba la inspiración para la Fear Trilogy, una serie de tres canciones que el grupo compuso e incorporó a lo largo de diversos álbumes.

¨La idea de la trilogía fue sugerida por un hombre mayor que decía que no creía que la vida estuviera gobernada por el amor, la razón, el dinero o la búsqueda de la felicidad, sino que por el temor. La posición de este tipo, inteligente, pero cínica, era que muchas de las acciones de las personas están motivadas por el miedo de pasar hambre, el temor a ser heridos, el temor a estar solos, el temor a ser robados, etc. y que la gente no toma decisiones con la esperanza de que algo bueno pasará, sino que en el temor de que algo malo pasará.
Yo reaccioné a esto del modo que que todos tendemos a reaccionar a las generalidades: '¡Bien, yo no soy así!' Pero empecé a pensar más sobre esto, observando la manera en que la gente a mi alrededor se comporta, y pronto me di cuenta que algo había en su punto de vista."

Hoy sabemos que algo de cierto hay en esta idea, el miedo, el temor es una emoción muy fuerte, y las emociones guían nuestra acciones mucho más allá de lo que sospechamos.

En 2002 Neil Peart agregó una cuarta canción, Fear, a la trilogía original. Se las dejo para cerrar este post, el miedo a veces nos congela, el miedo es usado contra nosotros. Debemos reflexionar sobre nuestros temores, es bueno ser cauto, pero ser temeroso no lo es.

Fotografía del título: Into Darkness, por Transfomer18 en Flickr tomada de acá